Encendido de Velas

Sábado 25/11
Vayeitzei

  • Montevideo: 20:21 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Rabino Eliezer Shemtov | Conocer más

Nació en 1961 en Brooklyn, NY
Recibió su título de Rabino de United Lubavitcher Yeshivoth, Brooklyn, NY en 1984.

26 de octubre de 2017

Reflexiones Rabínicas

En su artículo titulado Lecturas Rabínicas, (publicado en Semanario Hebreo y Tumeser.com) Ianai Silberstein hace unas afirmaciones que me parecen importantes aclarar. No es mi intención aquí polemizar para entretener a los que les gustan ser espectadores de deportes de sangre, sino aportar herramientas para aquellos quienes analizan estos temas con seriedad.

Por demasiado tiempo se ha evitado el diálogo comunitario sobre temas controvertidos importantes para el judaísmo. Todo fue politizado y generalmente se opta por no responder a afirmaciones controvertidos para “no darle más publicidad al otro”.
Es por esta razón que valoro en Ianai su costumbre de decir en voz alta lo que piensa, por respeto a sí mismo como también por respeto hacia el que piensa diferente a él.
En este espíritu de esclarecimiento quisiera llamar la atención a algunos de los comentarios de Ianai.
1. “Los rabinos y la opinión pública ortodoxa se arrogan el derecho de permanentemente observar y criticar los usos y rituales de sus “hermanos” (como algunos de ellos, condescendientemente, nos llaman,) liberales.”
Es interesante señalar que esa costumbre de “observar y criticar los usos y rituales” la tienen los rabinos ortodoxos también para con sus colegas ortodoxos. La razón es muy simple. El judío ortodoxo fue educado y cree y vive en base al hecho de que existe una verdad y está en la Torá. Siempre que escuche una opinión que le parezca equivocada, la desafiará en afán de aclarar la verdad por medio del debate. Un “liberal” no tiene porque criticar a nadie ya que no cree que existe una verdad y “todos tienen razón” (en mi experiencia, siempre y cuando no desafíen demasiado las cosas de las cuales uno está seguro...).
2. “Sin embargo cuando el rabino Shemtov cae en su vieja costumbre, producto del celo y pasión que pone en su tarea, de ofendernos a todos quienes elegimos otros caminos u opciones, no puedo resistir la tentación de comentar y puntualizar.”
No veo dónde está la ofensa. Ianai mismo dice que yo creo en Di-s y él (cree que) no cree. ¿Dónde entonces está la ofensa cuando digo que Di-s sabe qué es mejor para nosotros? ¿Debería yo ofenderme porque Iana dice que Di-s y la Torá son - Di-s libre y guarde - inventos humanos?
3. “Rabino Eliezer Shemtov: el “pluralismo” no es una excusa, un facilitador; el pluralismo es un valor que muchos abrazamos, aunque no sin dificultades.”
Si bien hay quienes son realmente pluralistas - el Semanario Hebreo es un buen ejemplo de mi concepción del pluralismo - hay quienes usan el pluralismo como escudo y excusa para justificar su comportamiento que en realidad es netamente laicista y tan lejos de ser pluralista como lo es la ortodoxia. Los ejemplos abundan.
4. “Por cierto, y para que quede claro de una vez por todas: el pluralismo no acoge en su seno discursos dogmáticos; estos tienen sus propios espacios, como su prestigiosa revista Kesher.”
¿No será esto mismo una postura dogmática? ¿Quién le puso los límites a la apertura del pluralismo? También: ¿acaso decir que Di-s no existe es menos dogmático que decir que sí existe?
5. “No hay tal cosa como una educación judía “diluida”, ni nadie “deniega” el acceso a las fuentes. En una concepción pluralista de la vida, hay padres que eligen lo que ellos creen que es bueno para sus hijos...”
No entiendo cómo Ianai afirma que “no hay” y “ni nadie”; a lo sumo puede decir que la educación que él da o conoce no entra en dicha categoría. Mantengo que sí hay sistemas de educación muy tendenciosos que profesan ser “pluralistas” y con eso privan a sus alumnos de elementos cruciales para entender su judaísmo. Es una injusticia en muchos niveles. ¿Cuántos de sus alumnos saben los diferentes motivos por no comer cerdo, por ejemplo, más allá del mito que es por consideraciones higiénicas que hoy no son relevantes? ¿Cuántos pueden leer y entender una página del Talmud? ¿Cuántos saben siquiera qué es y cuál es su rol en la trasmisión milenaria del judaísmo? En cuanto al pluralismo de los padres, nuevamente: ¿eligen una educación plural o laicista? ¿Están conscientes de la diferencia entre ellos y sus consecuencias y qué es lo que sus hijos reciben?
6. “Todos reconocemos que: en algún momento y de alguna manera surgimos como pueblo de la esclavitud a una libertad ética…. y que creemos en una unicidad de lo divino…”
¿En qué basa Ianai dichas afirmaciones si dice no creer en la veracidad del relato de la Torá?
Agradezco la oportunidad de intercambiar estas ideas e invito al público a sumarse, si no quieren hacerlo en público, pueden comunicarse conmigo directamente al: rabino.shemtov@jabad.org.uy
PUBLICADO EN SEMANARIO HEBREO DE HOY


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay